lunes, 21 de octubre de 2013

Chau Mundial, otra vez.


Campaña decepcionante del equipo peruano.

Perú empató 1-1 contra el combinado boliviano en el Nacional de Lima y se acabó el proceso de eliminatorias para el elenco nacional (ya se había terminado desde que Luis Suárez nos dio un repaso en casa).
Quince puntos en quince partidos jugados, de los cuales catorce son ganados como locales y uno rescatado de La Paz, nos enseñan claramente que no estamos aptos para clasificar al tan ansiado Mundial.
Entonces, ¿merecimos clasificar? Pues claro que no. ¿Por qué? Es simple:


1. Una selección nunca, pero nunca, clasifica a una cita tan importante y tan competitiva como un Mundial cuando de visitante saca 1 de 24 puntos disputados.
2. El torneo local es un insulto a la competitividad. Cada fin de semana podemos ver patadas, expulsiones, broncas, incapacidad de jugar a un toque, en espacios reducidos y errores defensivos y técnicos.
3. El trabajo con las divisiones menores. Bueno, en esta faceta se ha mejorado un poco. Hace poco, vimos a un equipo dirigido por Daniel Ahmed con figuras como Benavente y Yordy Reyna. Se ve un avance, pero se necesita más. Lamentablemente, no puedo admitir que la Sub-17 que dirigió Oré en el Mundial de Corea sea un ejemplo, ya que figuras como Manco, se gasta entrando en problemas extradeportivos. Irven Ávila, por su parte, tiene un gran rendimiento, pero no ha sido capaz de emigrar al extranjero.
4. La gente debe confiar plenamente en el entrenador. Si no ponen en duda su trabajo, él trabajará en un ambiente tranquilo y sin inquietudes. De lo contrario, si lo señalan a cada rato, trabajará en un ambiente lleno de incertidumbres. La cruda verdad es que más del cincuenta por ciento de la afición desaprueba el trabajo de Sergio en esta selección.
5. Hacemos de nuestro arquero una de las figuras del partido cuando jugamos de locales (porque de visitantes ni él se salva) y eso no es dable. Eso quiere decir que sufrimos mucho en defensa. En un partido amistoso u oficial contra Alemania, Portugal, Bélgica, España o Brasil lo pagas muy caro.
6. Falta de profesionalismo en los jugadores. Todos conocemos a Juan Vargas y sabemos que no es un santito, a Farfán lo condena su pasado. Por desgracia, la historia se ha repetido con Hernán Hinostroza, quien puede ver perjudicado su gran futuro gracias al escándalo en el que está metido.
7. Se necesita un entrenador que imponga respeto. Markarián conoce de primera mano quiénes se fueron al casino en Panamá y los sigue convocando. Vargas, en estado de ebriedad, declaró a la prensa y lo sigue teniendo en cuenta. Eso es muy vergonzoso.

Y hay muchas más razones por las cuales no hemos sido capaces de sumar la cantidad necesaria de puntos para clasificarnos a un Mundial. “Matemáticamente es posible” y “Todavía se puede” son frases que debemos evitar. La carambola de resultados y excusas son cosas que deben ser eliminadas del pensamiento de la afición y de los jugadores. Es difícil, pero no imposible. Sí se puede.

2 comentarios:

  1. Me da pena admitirlo, pero Luis tiene razón, el Perú está mal en cuanto estrategia, confianza y falta de profesionalismo en cuanto al fútbol. Se necesita reforzar estas cosas para mejorar y poder llegar a algún mundial. Como dijo Luis "Es difícil, pero no imposible. Sí se puede"

    ResponderEliminar
  2. En cuanto Fútbol, somos una desgracia, aunque no me interesa mucho el deporte sé que a la seleccion les falta mucho todavia para llegar al mundial, trabajo en equipo, escuchar al entrenador y muchas cosas más...
    Todavia falta.

    ResponderEliminar